Un ejército de Felefantes

jueves, 12 de junio de 2014

Vivo rodeada de gente que cambia letras a las palabras y esto, a veces, me confunde. Parece que tengan su propio idioma y seas tú la que habla raro. Por ejemplo, mi abuela y sus hermanas tienen su propio dialecto. Si registrara todas sus nuevas palabras conseguiría un diccionario. Cuando salieron los Euros, la tía Carmen los llamaba “Uros”, la tía Josefa me llamaba “Naroega” en lugar de Naroa, la tía Pili va a “espais” en lugar de spas y allí tienen “paines” y no peines (esta me encanta porque la dicen todas las hermanas) y mi yaya… mi yaya tiene un montón! Ella compraba siempre en el “Buen Preo” en lugar de Bon Preu y comía “jalatea”, no gelatina.

Ejemplos de etiquetas.

Luego está Jordi que simplemente cambia sílabas de sitio, (dice “Tamaganent” en lugar de Tagamanent, cada vez que pasamos por este pueblo), lo pluraliza todo (siempre comemos “cremas” y no crema) o simplemente añade o cambia letras intentado que las palabras adquieran un nuevo significado (nosotros siempre “cruscamos” la calle, nunca la cruzamos).


Detalle de la etiqueta.

¿Veis? Todo es muy confuso para mí! Pero es que luego está mi madre, que un día reinterpretó una palabra y para ella, ya es la oficial. Como cuando ve un “cocótero” (un helicóptero), le duelen los "petetes" (los pies), y te pregunta ¿qué te "paise"? (en lugar de ¿qué te parece?). O como cuando vio mis galletas y exclamó ¡Cuantos felefantes!

55 felefantes
Así que hoy, lo que os enseño es una manada de 55 felefantes. Me los encargó Natàlia para el Bautizo de Paco y para cambiar un poco, esta vez los embolsamos por arriba en lugar del típico lazo.

La parte trasera de la etiqueta es una família de elefantes.
Hacer estos elefantes es muy sencillo, os dejo el paso a paso.


Ingredientes / Utensilios:

  • La galleta horneada, claro! Yo siempre uso esta receta
  • El cortador de la galleta en forma de elefante
  • Un cortador pequeño en forma de corazón (si cabe dentro del cortador en forma de elefante, es el correcto!)
  • Fondant de dos colores (diferentes colores o diferentes tonos de un mismo color rebajando con fondant blanco)
  • Rotulador de tinta comestible
  • Un cuchillo afilado

Preparación / Pasos:
  1. Preparamos nuestra galleta horneada
  2. Estiramos el fondant
  3. Con el mismo cortador que hemos utilizado para hacer la galleta, cortamos la forma.
  4. Retiramos el fondant sobrante



  1. Con un poco de agua o bien con piping-gel pegamos el fondant a la galleta.
  2. Presionamos un poco para que quede fijado 
  3. Estiramos el otro color de fondant y cortamos un pequeño corazón. 
  4. Con el cuchillo afilado cortamos la punta del corazón



Finalmente pegamos el medio corazón a modo de oreja.


Finalizamos la galleta haciéndole el ojo con un rotulador comestible, podéis hacerlo con un puntito, con pestañas o simplemente cerrado.




Como siempre, muy fácil y limpio! Así se anima cualquiera ;)

No hay comentarios :

Publicar un comentario