Estoy de vuelta! Curso Postreadicción.

martes, 3 de junio de 2014

Hola de nuevo!



¿Ya creíais que no iba a volver verdad? Es que en dos meses han pasado muchas cosas: me he mudado a un piso precioso que nunca pensé que iba a tener, esto conlleva guardar toooodoooos mis cacharros de cocina, empaquetarlos y desempaquetarlos en el sitio nuevo, instalarse en el nuevo hogar, comprobar que el horno no funciona (ATAQUE DE PÁNICO!), esperar que lo arreglen y empezar a hornear, esperar el cambio de línea de internet que nunca llega (más de un mes sin conexión), entregar el primer pedido de mi mini-temporada BBC (Bodas, Bautizos y Comuniones), entre otras muchas aventuras!
La que hoy os traigo fue una experiencia realmente espectacular, quedé impresionada de las pequeñas obras de arte que puedes llegar a crear con una galleta. A mí, des del primer día que empecé con la repostería creativa, lo que más me gusta es hacer galletas, y me hacía especial ilusión este curso. Ya os he hablado en otro post sobre Julia Guarch y su blog Postreadicción. En aquella ocasión os comentaba todo lo que había aprendido en el curso de diseño con Photoshop especializado en repostería, pero hoy os quiero enseñar lo que hicimos en el Curso Todo Galletas. Julia, viene de vez en cuando a dar cursos en Sant Boi, y entre todos los que daba decidí apuntarme a este. Todo perfecto: las compañeras, el contenido, la práctica, las plantillas y archivos que se envían al finalizar el curso y Julia. Todo son elogios.
Siempre dejo lo bueno para el final, pero hoy no podía esperar más para enseñarlo. Qué os ha parecido esta maravilla de galleta pintada a mano? Disfruté como una niña haciendola, mezclando colores y aplicando capas. Ya tengo ganas de hacer alguna en casa (todavía no he podido poner en práctica lo aprendido!).
Hicimos también esta caperucita, Julia nos explicó como aplicar la glasa para resaltar los volúmenes de las diferentes partes (cara, pelo, vestido etc.).
Me encantó también hacer esta galleta, tiene un sinfín de detalles, los lacitos, el bolso, las botas, las manguitas...
Nos fue de gran utilidad el deshidratador que llevaba Julia para poder secar rápidamente la glasa y terminar la galleta (además quedan bien brillantes!). Si os fijáis, también utilizamos rotuladores comestibles.
La masa de esta preciosa galleta en forma de reno NO CONTIENE LÁCTEOS. Estaba buenísima y además quedó muy coqueta con su lazo y los detalles de la nariz y el párpado.

La receta para esta masa la podéis encontrar aquí.


Seguimos con la siguiente técnica: el transfer. Tan sencillo como imprimir el dibujo de la galleta que quieras hacer, plastificarlo, aplicar un poco (muy poco!) de mantequilla y dibujar con glasa. Dejamos secar y con mucho cuidado despegamos nuestro transfer del plástico. Ya lo tenemos listo para pegar en la galleta!


Es muy útil para dejar nuestro transfer listo con cierta antelación. Luego sólo nos queda hornear y pegar!


El brush embroidery lo aprendí el pasado mes de Febrero en el curso de Alma, así que fue mi oportunidad de practicar. La teoría es muy sencilla: delineas con glasa y arrastras  des de la mitad de la línea hacia abajo dejando la huella del arrastre. Más o menos, queda así:
Añadimos algunos mini puntitos blancos y coloreamos el interior de las flores.


Por último, os enseño el choco transfer. Una técnica muy sencilla y resultona a la vez. Se bañan las galletas en chocolate, se coloca el choco transfer y se deja enfriar en el frigorífico. Una vez frío, se retira el choco transfer y el dibujo queda en el chocolate. Podéis pedir vuestros choco transfers aquí, tenéis mil opciones!


Espero que os gusten tanto como a mí!

Un abrazo,

Naroa



1 comentario :

  1. ¡Hola Naroa! Me ha encantado ver las fotos de las galletas que decoraste. Te quedaron preciosas :-)
    Besos,

    ResponderEliminar